Encimeras



Las encimeras para baños aportan funcionalidad y diseño. A la hora de elegirlo, hay que tener en cuenta su mantenimiento y su resistencia a las ralladuras, y manchas. Por eso, son lo mismo las encimeras de madera que las que las de granito o cuarzo. Principalmente, las encimeras para baños se diferencian por su material. Las encimeras de granito son resistentes a los golpes, sin embargo, las manchas son difíciles de limpiar. Las de madera requieren de mucho mantenimiento, no obstante, dan un aire acogedor al cuarto de baño.

Las encimeras de cuarzo están disponibles en numerosos colores y acabados, además son resistentes a los golpes y se limpian con facilidad, por lo que son muy indicadas para el baño. Las encimeras laminadas son las más asequibles y tienen una gran variedad de acabados e imitaciones, aunque se rayan con facilidad.