Lavabos a suelo

Los lavabos a suelo o lavabos con pedestal son de los más comunes. Los lavabos a suelo suelen ser de los más económicos, si no tenemos en cuenta los lavabos de diseño. Además, son los más fáciles de instalar puesto que se componen de dos piezas amoldables entre sí como son el lavabo y el pie o pedestal. No necesitan de ningún mueble ni encimera y siempre van exentos.