Muebles de baño



Los muebles de baño pueden ser de muchos tipos y formas. Los más tradicionales son los que van colocados con patas o a suelo. Estos muebles ofrecen una gran estabilidad y un alto grado de almacenaje. Por otro lado están los muebles suspendidos. Estos muebles dan una mayor sensación de espacio a los baños. Suelen ir anclados a la pared por lo que son completamente seguros y resistentes.

Dentro de los muebles de baño también podemos destacar los muebles auxiliares. Este tipo de muebles son de dimensiones inferiores y suelen ir colocados de forma suspendida. Sirven para almacenar pequeños objetos. Lo habitual suele ser combinar ambos muebles para dar un aspecto de unidad al cuarto de baño.

Respecto a los acababas, los más habituales son los de tonalidades de madera o blancos. Sin embargo, también hay muchos muebles de baño con acabado wengué, grafito o negro. Otros incluso dejan elegir cualquier color de la carta RAL, haciendo que podamos personalizar al máximo nuestros muebles.

Los cajones de los muebles de baño tienen herrajes de acero inoxidable con cierre suave y amortiguado, para evitar golpes fuertes. Respecto a su acabado, también están preparados para soportar el agua , por lo que, aunque sean de madera, no tienen ningún inconveniente para instalarse en el cuarto de baño.