Platos de ducha

Los platos de ducha, en la mayoría de los casos, pueden ir fabricados a medida, facilitando así su instalación. Las formas estándares son los platos de ducha cuadrados, rectangulares o semicirculares. Por otra parte, su fabricación y sus materiales también pueden ser muy distintos. Los más recurrentes son la resina, la cerámica y los platos acrílicos. También es muy habitual que tengan instalados sistemas antideslizantes para evitar caídas, los cuales son mejorados año tras año.