Válvulas y sifones

Las válvulas y sifones son piezas fundamentales en todos los lavabos. Su función es la de garantizar el correcto funcionamiento del desagüe y, sin ellas, nuestro cuarto de baño no podría funcionar. Generalmente, las válvulas pueden ser de tres tipos, clic-clac, con tapón o las que van incluidas en el propio grifo (con válvula automática). Los sifones suelen estar disponibles en diferentes medidas, aunque, en algunos casos, se pueden regular en función de las medidas que necesitemos, siendo así perfectos para cualquier espacio.