Cisternas empotradas, todo lo que necesitas saber

Una de las últimas tendencias en decoración de cuartos de baño es la de instalar los sanitarios suspendidos. Esta práctica da al baño un aspecto de limpieza y amplitud al dejar el suelo diáfano y completamente accesible, facilitando así las tareas de limpieza. No obstante, a la hora instalar un inodoro suspendido tenemos que tener en cuenta que la cisterna debe ir empotrada.

Si venimos de un cuarto de baño con un inodoro con cisterna visible, el cambio a un inodoro suspendido puede darnos un poco de vértigo. Por eso, a continuación te vamos a contar algunas de las características de las cisternas empotradas para que estés más familiarizado con ellas.

Instalación

La instalación de una cisterna empotrada con bastidor para inodoro suspendido no requiere apenas de conocimientos técnicos, aunque sí hay que seguir las instrucciones de montaje. Además, los bastidores suelen incluir toda la información necesaria. En el caso de los conjuntos de Plastisan, incluyen todo lo necesario para la instalación como son bastidor, cisterna con mecanismos y llave de escuadra, material de fijación, manguitos de conexión y codos de desagüe entre otros.

Mantenimiento y reparaciones

Uno de los miedos de mucha gente ante instalar una cisterna empotrada son las reparaciones. Y es que, en caso de que haya alguna avería ¿es necesario romper la pared o quitar todo el bastidor? En absoluto. Actualmente, las cisternas empotradas cuentan con un diseño que permite un acceso total a los mecanismos interiores de la cisterna desde la placa. De esta forma se puede hacer cualquier comprobación o regulación sin necesidad de romper nada o descubrir el bastidor. Además, siempre cuentan con instrucciones de uso y mantenimiento para posibles ajustes.

Pesos

En lo relativo al peso, las cisternas empotradas están diseñadas para resistir grandes cargas con total seguridad. En concreto, los modelos de Plastisan están diseñados para soportar hasta 400kg (lo equivalente a cinco o seis personas).

Colocación de una cisterna empotrada de Plastisan
Ilustración de la colocación de una cisterna empotrada con bastidor de Plastisan

Pared

Otro de los requerimientos para la instalación de una cisterna empotrada es que la pared en la que se instala el bastidor tiene que ser autoportante para evitar el vuelco pero no debe soportar ningún peso añadido. Es recomendable una pared cerámica, puede ser un simple tabique, tabicón o pared de medio pie. También existen modelos de bastidor autoportantes con cuatro pies.

Compatibilidad

Ahora bien, ¿cómo puedes saber que tu inodoro encaja con el bastidor? Los inodoros suelen tener dos distancias de colocación para fijación, 180mm y 230mm, y lo cierto es que los bastidores se adaptan a todos los modelos de inodoros. Por ejemplo, en el caso de los bastidores de Plastisan, incorporan orificios para ambas medidas de tal forma que se amoldan a todo tipo de inodoros.

Acabado

Existen una gran variedad de placas de accionamiento de diferentes diseños. De tal forma que se puede elegir el diseño que más nos guste para nuestro cuarto de baño.

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad para conocer más detalles sobre las cisternas empotradas. Si estás buscando una para tu cuarto de baño, aquí tienes algunas de las mejores del mercado:

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: BAÑO PROJECT TO PEOPLE, S.L. Finalidad: Recepción y gestión de solicitudes. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: BAÑO PROJECT TO PEOPLE, S.L. - No se cederán datos a terceros, salvo requerimiento legal. Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, derechos que puedes ejercer enviando un correo electrónico a info@banium.com

Descuento: BIENVENIDA

Cupón de 5€ de descuento válido en la primera compra

Forma parte de la comunidad Banium PRO